Chía tendrá el centro comercial más grande de Colombia

Mario Hernández, el colombiano que llevó la marroquinería nacional a ser referente mundial y que ha hecho exitosos proyectos inmobiliarios en Bogotá tales como Outlet Mall de Las Américas y Floresta Outlet, hoy tiene en mente la construcción del centro comercial más grande del país.

Se llamará Costanera y estará ubicado en Chía, el polo de desarrollo más importante que tiene Bogotá en estos momentos. Según cifras del Dane y de Planeación Nacional, Chía es el segundo municipio de crecimiento poblacional en Colombia y junto con Cajicá, con el que forma prácticamente una sola ciudad, alcanza a tener la misma población de Armenia, la capital de Quindío.

El proyecto tiene asegurado un mercado interesante, ya que este municipio solo crece en estratos 4, 5 y 6. Por el costo de la tierra en Chía no hay espacio para vivienda. Además, tendrá toda la influencia de la zona de vivienda del norte de Bogotá.

De la mano de Contexto Urbano, la firma más grande de arquitectos del país especializada en diseños de centros comerciales, torres empresariales, clubes y universidades, se vinculó con este proyecto con el que el empresario superará lo hecho hasta ahora en centros comerciales, no solo en tamaño, sino en servicios.

En un terreno de 12 hectáreas, donde funcionaba el antiguo hospital San Juan de Dios, este proyecto tendrá una construcción de 350.000 metros cuadrados en donde se concentrarán 200 locales comerciales.

Además, tendrá un centro de convenciones de 8.000 metros cuadrados, una franquicia del hotel 5 estrellas Holiday Inn Express, una torre de salud, una torre empresarial con 30.000 metros cuadrados de oficinas y hasta un complejo residencial para estudiantes universitarios.

“Esto va a significar un polo de desarrollo muy grande, porque en la zona no hay un hotel, ni un centro de convenciones y sí hay un mercado muy importante que son los profesores y alumnos de seminarios, conferencias y maestrías que ofrecen las 15 universidades que funcionan en el municipio”, afirma Mario Hernández.

Con más de 4.200 puestos de parqueo, la participación de Royal Film con 16 salas de cine, pistas de bolos, centros de videojuegos y complejos de entretenimiento infantil, el proyecto también le apuesta a captar al público familiar.

Será un centro comercial de cuarta generación, lo que implica que todo el proyecto estará destinado al arrendamiento.

Según el promotor Daniel Espinosa, esto significa que el éxito recae en los hombros de la sociedad propietaria, pues no se le entregarán los locales a la gente para ver qué hace con ellos.

Como valor agregado, justo en la parte posterior del centro comercial, el municipio de Chía construirá un parque que se llama Río Parque, con 100 hectáreas.

La construcción arrancará en diciembre, generando alrededor de 900 empleos directos.

Desde el diseño, tendrá un criterio de protección del medio ambiente con reciclaje de aguas, ahorro de energía y reciclaje de basuras, lo que será compatible con el parque de cien hectáreas que construirá el municipio de Chía en la avenida Costanera, paralela al río Bogotá.

Dentro del centro comercial, además, se construirá una estación de trasbordo de pasajeros del sistema integrado municipal al sistema integrado intermunicipal.

Igualmente, para solucionar el posible impacto en la movilidad, será construida una vía con cuatro carriles.

Para el empresario, el mercado colombiano en este renglón aún tiene un inmenso potencial de crecimiento.

Cuidado Ambiental

El centro comercial se construirá bajo criterios de reciclaje de agua, de basura y ahorro de energía. Se llamará Costanera, tomando el nombre de una vía y rodeará un parque de 100 hectáreas que construirá el municipio de Chía.
FUENTE: www.portafolio.co